A todos nos gusta estrenar teléfono móvil pero con el paso del tiempo vemos que resulta difícil conservarlo. En efecto, solo un 5% de los móviles llega al fin de su ciclo de vida, el resto se estropean por malos hábitos que, sin darnos cuenta, dañan poco a poco la batería de nuestro nuestro teléfono de forma irremediable.

En MYTARGER somos conscientes de ello, por eso os proponemos cinco consejos fáciles y útiles para no tener que decir adiós al móvil por obligación.

  1. Descarga tus aplicaciones en sitios oficiales. Evita los sitios desconocidos y realiza siempre tus descargas desde tiendas de apps autorizadas ya sea para las más sofisticadas o, simplemente, para actualizar las que ya tenías.
  2. Evita el calor. Si expones tu teléfono a temperaturas extremadamente altas, se producirá condensación de humedad y será difícil solucionarlo. Para evitarlo, puedes hacerte con una buena funda que lo proteja del calor, el polvo, la arena y los líquidos.
  3. Aprovecha los ciclos de carga de tu teléfono. Cada batería se fabrica con una cantidad determinada de ciclos de carga, entendiendo por un ciclo un uso completo de la batería. Si pones a cargar el teléfono durante solo media hora, por ejemplo, o cuando la batería aún dispone de bastante carga, estarás desaprovechando uno de estos ciclos. Para aprovecharlos al 100% y sacarles el mayor rendimiento posible, la mejor opción es cargar siempre el teléfono en el momento en que aparece en pantalla el aviso de batería baja.
  4. Mantén espacio libre en su memoria. Aprovecha la tarjeta Micro SD para almacenar las imágenes o documentos y reserva la memoria interna para las aplicaciones. Otra clave para lograr más espacio libre es hacer una limpieza periódica de elementos duplicados o inservibles como las imágenes descargadas de Whatsapp.
  5. Utiliza una funda de buena calidad, lo más rígida posible y con materiales como el cristal templado. Este tipo de funda suele adaptarse mejor al teléfono, ayuda a disipar el calor y suele ser más agradable a la mano.